Piñera promulga ley de imprescriptibilidad: “El tiempo ya no será cómplice de abusadores de niños”

Piñera promulga ley de imprescriptibilidad: “El tiempo ya no será cómplice de abusadores de niños”

El Presidente Sebastián Piñera promulgó este jueves la ley que declara imprescriptibles los delitos sexuales cometidos contra niños, niñas y adolescentes, y destacó que el paso del tiempo ya no favorecerá la impunidad.

En un acto en La Moneda, enfatizó que las víctimas tendrán ahora un derecho permanente a perseguir responsabilidades cuando se sientan preparadas, sin la presión del vencimiento de periodos preestablecidos. 

“A partir de hoy, el paso del tiempo no será nunca más un cómplice de los abusadores de nuestros niños, ni un aliado de la impunidad”, dijo el Jefe de Estado, que estuvo acompañado en la actividad por ministros, parlamentarios y representantes de organizaciones defensoras de las víctimas.

También resaltó que el anterior estatuto de prescripción resultaba insuficiente para garantizar el acceso a la justicia a las víctimas, dado que la ley establecía que la prescripción se aplicaba en un plazo de cinco a 10 años después de que la víctima cumplía la mayoría de edad.

La nueva ley permitirá perseguir por siempre penalmente a los responsables,interponer acciones reparatorias contra ellos y contra terceros civilmente responsables. Esto incluye a aquellos que no impidieron el delito, ya sean personas o instituciones, lo que implica un cambio con respecto a la legislación anterior.

“El sentido profundo de esta ley es muy simple: si las huellas, las cicatrices y el dolor de los delitos cometidos contra niños abusados sexualmente no prescriben, no se borran, tampoco se debe borrar ni mucho menos prescribir la responsabilidad penal de los abusadores”, señaló el Mandatario, acompañado de actores de la sociedad civil que han dado una lucha en este tema, como Vinka Jackson y James Hamilton. 

Piñera también anunció en la oportunidad que el Gobierno pondrá suma urgencia al proyecto que perfecciona el Registro de Ofensores Sexuales, que fue aprobado por la unanimidad en la Cámara de Diputados y que busca prohibir que las personas condenadas por delitos sexuales puedan trabajar con niños.