Mirar el eclipse sin protección podría generar daños irreparables en tu visión

Mirar el eclipse sin protección podría generar daños irreparables en tu visión

Este martes 2 de julio se desarrollará el eclipse total de sol, un evento esperado en todo el mundo que será visible de forma privilegiada en Chile, dado que será en el Océano Pacífico donde se verá por mayor tiempo: exactamente 4 minutos y 33 segundos.

Cuando el cielo se oscurezca en pleno día y baje la temperatura, miles de personas estarán contemplando el fenómeno astronómico.

Para que un evento de estas características vuelve a repetirse en la misma zona geográfica, tendrán que pasar alrededor de 300 años.

Pero este tan esperado eclipse también tiene sus riesgos. Algo que no debes hacer en ningún caso es mirar el eclipse sin protección.

Para ello, existen unos lentes con filtros de estándar ISO 12312-2. “Reducen el brillo del sol a un nivel seguro y cómodo, así como el que se logra con una luna llena, y bloquean la radiación nociva ultravioleta e infrarroja”, indicó Rick Fienberg, de la Sociedad Astronómica de Estados Unidos, a CNN en Español.

“Los filtros solares que cumplen con este estándar son casi 100.000 veces más oscuros que las gafas de sol comunes y corrientes, y esas gafas no bloquean los rayos infrarrojos”, agregó.

No importa el material del que sean. Pueden ser de cartulina, cartón o plástico, lo importante es que sean del filtro indicado, de lo contrario podrías tener algún daño a la visión. Mirar el eclipse directamente puede dañar tu retina, una de las partes más sensibles del ojo a la luz.

“El eclipse total dura 2 minutos, pero en menos de eso -en 1 minuto y medio- y si uno mira directamente el Sol en cualquier momento se pueden producir daños irreversibles en la salud visual e incluso llegar a la ceguera”, indicó a Aton el oftalmólogo del Hospital Clínico de la U. de Chile y vicepresidente del Colegio Médico, Patricio Meza.

Sobre los riesgos, la académica del Departamento de Física de la Usach, Carla Hernández Silva, aseguró al mismo medio que “la quemadura que genera la radiación solar es un daño irreparable a nuestra visión. Además del alto riesgo de quedar ciego, tu retina podría sufrir la aparición de una mancha permanente”.

Es por eso que el llamado es a participar de este evento astronómico de forma segura. “No se expongan a los daños. No usen filtros caseros, radiografías, vidrios quemados u oscurecidos. Estos no protegen la visión de los daños de la luz solar”, afirmó la académica.