En la comida y el agua embotellada: Consumimos por lo menos 50 mil partículas de plástico al año

En la comida y el agua embotellada: Consumimos por lo menos 50 mil partículas de plástico al año
Publicidad

Una persona común consume al menos 50 mil partículas de microplástico al año y respira una cantidad similar, esto de acuerdo al primer estudio realizado para estimar la ingesta humana de la contaminación por plástico.

Se estima que las cifras verdaderas sean mucho más altas, ya que solo un pequeño número de alimentos y bebestibles fueron analizados en búsqueda de plástico. Los científicos reportaron que beber agua embotellada aumenta drásticamente las partículas consumidas.

Los impactos de consumir microplásticos para la salud son desconocidos, pero no se descarta que podrían liberar sustancias tóxicas. Algunas piezas son lo suficientemente pequeñas como para penetrar en tejidos humanos, donde podrían desencadenar reacciones del sistema inmunológico.

La contaminación por microplástico es creada por la desintegración de basura plástica y parece estar presente en todo el planeta. Investigadores encuentran microplástico donde miren: en el aire, la tierra, ríos y lo más profundo de los océanos del mundo.

También lo han detectado en el agua -tanto de la llave como embotellada-, alimentos marinos y la cerveza. También fueron encontrados en muestras de desechos humanos por primera vez en octubre, confirmando que las personas ingieren plástico.

La nueva investigación, publicada en la revista Enviromental Science and Technology, recolectó la información de 26 estudios previos que medían las cantidades de microplásticos en peces, moluscos, azúcar, sal, cerveza y agua, además del aire de las ciudades.

Los científicos luego usaron las líneas dietéticas del gobierno estadounidense para calcular cuántas partículas comen las personas en un año. Estimaron que los adultos comen alrededor de 50 mil y los niños cerca de 40 mil.

Sin embargo, la mayoría de tipos de alimentos y bebestibles no han sido analizados, lo que significa que el estudio sólo se fijo en el 15% del consumo de calorías. “No sabemos una gran cantidad. Hay una gran cantidad de información que falta”, afirmó Kieran Cox, quien dirigió el estudio, en la Universidad de Victoria en Canadá para The Guardian.

Según Cox, otros alimentos como el pan, productos procesados, carne, lácteos y vegetales podrían contener la misma cantidad de plástico. “Es muy probable que habrán grandes cantidades de plástico en estos productos. Podríamos llegar a los cientos de miles“.

La información más clara viene del agua, con el agua embotellada, que contendría 22 veces más microplástico que el agua de llave. Una persona que sólo beba agua embotellada consume 130 mil partículas por año, solamente de esa fuente comparado con los 4 mil del agua de llave.

Los investigadores no saben qué sucede cuando los microplásticos son inhalados, pero el nuevo estudio especula que “la mayoría de las partículas serían ingeridas” en vez de ser expulsadas a través de la tos o estornudos.

Publicidad