Teodoro Schmidt: Gobernador confirmó que niño con piel de cristal recibirá pensión vitalicia

Teodoro Schmidt: Gobernador confirmó que niño con piel de cristal recibirá pensión vitalicia

El caso de Agustín, se viralizó a través de redes sociales y conmovió a toda la comunidad. Sus padres clamaban por ayuda a través de Facebook y así fue como lograron solidarizar a la ciudadanía y conseguir aportes económicos para ayudar a comprar cremas y lociones que requiere el pequeño para regenerar su piel, y que además, tienen un alto costo.

La autoridad provincial dijo que el caso le tocó el corazón, y que gestionaron su prioridad en el Ministerio del Interior. La pensión de gracia, como se denomina el beneficio, corresponde a un aporte monetario de 660 mil pesos mensuales, que será entregado de por vida para ayudar a cubrir los gastos del tratamiento del menor.

Por su parte, el gobernador Mauricio Ojeda expresó “realmente estoy muy contento con esta gran noticia para el pequeño Agustín, y también para su familia que le ha tocado tan duro en la vida. A sus cortos años ha tenido que sufrir muchísimo al igual que su madre. Por lo tanto, esto viene a ser una ayuda muy importante para ellos. Ya se los comuniqué oficialmente a su madre, quien está muy contenta y agradecida. Luchamos, la peleamos hasta que logramos, finalmente, conseguir la pensión de gracia”.

El gobernador complementó “van a ser poco más de 660 mil pesos mensuales para tener una mejor calidad de vida, que permitirá costear, de cierta manera, esta terrible enfermedad que le afecta a él y que golpea a su madre y entorno familiar, no olvidando que su madre padece cáncer”.

Ojeda puntualizó “creo que estas son las cosas lindas que tienen el servicio público, como Gobierno estuvimos a la altura para acompañar a este pequeño tan chiquitito, que le ha tocado sufrir tanto. Me siento feliz agradecido de Dios de poder contribuir con un granito de arena a esta familia”.

Los padres de Agustín, viven en Teodoro Schmidt, en una complicada situación, por un lado, la madre fue diagnosticada con cáncer de mamas y está sometida a un tratamiento de quimioterapia y el padre tuvo que dejar su trabajo, para hacerse cargo por completo del cuidado de Agustín.