Carabineros planificó ampliar el fraude de la Operación Huracán con la policía de Argentina

Carabineros planificó ampliar el fraude de la Operación Huracán con la policía de Argentina

El escándalo de la “Operación Huracán” tenía una trama internacional. Carabineros de Chile planificó una segunda fase llamada “Operación Andes” para inculpar a dirigentes mapuche en el tráfico de armas y firmó un acuerdo con la Gendarmería Nacional Argentina para desarrollar el falso espionaje en ambos países. El eje de la acción se basaba en el inútil software “Antorcha”.

En septiembre de 2017 el general director de Carabineros, Bruno Villalobos, desarrollaba un plan estratégico para mantenerse al mando de la institución en el futuro período presidencial que comenzaría en marzo de 2018. Él le comentaría a su círculo que los entonces generales Aquiles Blu, Gonzalo Blu, Rodolfo Pacheco y el diputado Mario Desbordes (RN) estaban vinculados al comando del candidato Sebastián Piñera.

El reportaje de Ciper Chile revela que a través de menajes por WhatsApp es Bruno Villalobos quien coordina las operaciones con la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada (UIOE) de La Araucanía, a través del mayor Patricio Marín. El texto establece que el propio mandamás de Carabineros a fines de septiembre, “mueve todos sus hilos para que sea el fiscal Sergio Moya”quien investigue la Operación Andes.

Villalobos incluso envía a un teniente de la UIOE a Argentina para indagar el supuesto tráfico de armas para organizaciones mapuche. Así el fiscal Moya recibe falsas interceptaciones, las que eran entregadas por “Antorcha” la creación de Alex Smith. El representante del Ministerio Público ordena investigar el paradero de los prófugos Jorge Salazar y Alexis Cortés, con lo que la “Operación Andes” suma a un fiscal.

El 5 de diciembre Marín coordina una cita Moya-Villalobos. Su relación se reitera en la “Operación Huracán”. En enero de 2018 ambos vuelven a reunirse, ahora en la casa del fiscal en Rancagua. Éste encuentro abre el sumario contra el fiscal. Por entonces la colaboración policial chileno-argentina incluye información del cruce de chilenos por la cordillera y nombres de argentinos y europeos vinculados al tema mapuche.

El fracasado estreno de la “Operación Andes” estaba planificado para el 2 de diciembre de 2017. Ese día Carabineros pensaba interceptar un intercambio de armas en el sector La Cascada del Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, en la Región de Los Lagos. Policías, fiscalía y tribunales están atentos a la captura. Con la UIOE desplegada en terreno llegan a argumentar que la contrainteligencia estropea el caso. Todo era falso.