Compartir

El presidente de Gasco, Matías Pérez Cruz, mandó una carta a los trabajadores de la empresa, en donde se refirió a las eventuales repercusiones que podrían tener para él y para la compañía lo ocurrido durante la semana pasada en el lago Ranco.

De acuerdo a la misiva, que difundió Emol, el empresario lamentó que la situación en la que se vio involucrado “y que es de público conocimiento, los haya afectado a ustedes y a nuestra empresa“.

Además, en la carta el directivo aseguró que pidió reunirse con “las vecinas con quien tuve el incidente en presencia de alguna autoridad para disculparme y darnos un saludo en señal de hacer las paces y estoy a la espera de que eso se concrete“.

Pérez Cruz sostuvo que tras lo ocurrido “he reflexionado con humildad y creo que debemos tener buenas relaciones entre los compatriotas, especialmente si son vecinos. Creo que debemos desterrar tanta maledicencia de nuestra sociedad y darle cabida más a la benedicencia. Y en eso quiero contribuir también“.
 

Para cerrar, el presidente de Gasco pidió que se separara el episodio con “el importante rol” de la compañía de gas “como una empresa de reconocida reputación y prestigio que ha colaborado por más de 162 años con el desarrollo de la industria de la energía en Chile“.

Te puede interesar