Compartir

El ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, descartó que el estado de excepción sea una forma de “militarizar” La Araucania y aseguró que se está trabajando para ayudar a los afectados por los incendios forestales que han azotado al sur del país.

Ante las críticas del líder del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, Moreno sostuvo que “en este caso lo que están haciendo es al contrario, ayudar a las personas mapuche y no mapuche de la zona, de manera tal de controlar los incendios que han afectado a todos”.

“Las dos personas que han fallecido son mapuche, varias de las viviendas destruidas y los terrenos que han sido afectados son mapuche, así que hoy día todas las personas en la zona están sufriendo mucho”, precisó.

“Al contrario, yo creo que lo que en este caso hace es colaborar para que todos los medios puedan ser ordenadamente puestos a disposición de la lucha contra los incendios”, complementó el ministro.

El ex intendente de La Araucanía, Francisco Huenchumilla, sostuvo que “evidentemente que el Gobierno ha jugado con un arma compleja, difícil, que va en el filo de los problemas y por lo tanto, vamos a estar atentos a que sea usado efectivamente en el combate a los incendios y en los problemas que tienen los distintos sectores del territorio de La Araucanía”.

“Esperamos, en consecuencia, que no se preste para otro tipo de situaciones y yo confío plenamente en la responsabilidad de las Fuerzas Armadas y del general a cargo de esto”, dijo.

Seguridad para brigadistas

Durante la mañana de este miércoles, el jefe de las fuerzas en La Araucanía, el general Rodrigo Pino, entregó mayores detalles de los trabajos que se realizarán en la zona afectada, especialmente las comunas de Carahue y Galvarino.

En relación con la seguridad cumplir con su labor, Pino planteó que “las Brigadas de Incendios Forestales consideran dentro de su organización personal que les brinda seguridad a elos, porque es de todos conocido que efectivamente pueden ocurrir situaciones en donde el personal que está preocupado del combate del incendio pudiera ser objeto de ataques que no deberían tener ningún sentido, porque estas brigadas lo que están haciendo precisamente es ayudar en una emergencia que tiene la población”.

“Si efectivamente se llega a verificar o se detecta a personas generando un incendio en forma flagrante y si hay personal del Ejército que está cercano, obviamente ellos pueden retenerlo”, dijo.

“La función principal del jefe de la Defensa es mantener el orden público. La necesidad de salvaguardar la integridad física de esas personas, que integran las Brifes, de los mismos Carabineros, tuvieran que hacer uso de sus armas de fuego, indudablemente y conforme a lo que le dice la ley, ellos lo pueden hacer”, explicó Pino.

Te puede interesar