Carabinero que disparó por la espalda a joven mapuche en Collipulli arriesga 6 años de cárcel

Carabinero que disparó por la espalda a joven mapuche en Collipulli arriesga 6 años de cárcel

Absuelto por apremios ilegítimos y homicidio frustrado quedó el carabinero que le disparó a Brandon Hernández Huentecol por la espalda. El tribunal lo condenó por lesiones graves y vejámenes injustos, arriesgando seis años de cárcel.

La familia del joven no quedó conforme, anunciando que recurrirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y que agotarán todas las instancias posibles para que se haga justicia.

Luego de siete jornadas de juicio oral, los magistrados dieron a conocer su veredicto, en este caso que data del 18 de diciembre de 2016, donde Brandon Hernández Huentecol -de entonces 17 años-, resultó con una fractura de pelvis luego de recibir un disparo del sargento Segundo de Carabineros, Cristian Rivera Silva, mientras estaba reducido a pocos metros de su vivienda.

En esta causa los intervinientes realizaron acusaciones distintas, exceptuando los apremios ilegítimos. La Fiscalía imputó cuasidelito de lesiones graves, mientras que los abogados de la familia lo hicieron por homicidio frustrado y el Instituto Nacional de Derechos Humanos por lesiones graves.

Sin embargo, los jueces Germán Varas, Francisco Boero y Wilfred Ziehlmann, decidieron -por mayoría- condenar por los delitos de lesiones graves y vejámenes injustos.

Así lo confirmo el fiscal Nelson Moreno, quien sostuvo que “veredicto condenatorio (fue) por dos delitos, que de todas formas son delitos relevantes. Un delito de lesiones graves, donde la pena que arriesga son tres años de privación de libertad y un segundo delito por vejámenes injustos”, arriesgando por este último una pena máxima de tres años de cárcel.

Por su parte, Brandon Hernández Huentecol se mostró disconforme con el veredicto, manifestando que siente “impotencia y pena por la injusticia hacia el pueblo mapuche, hacia nosotros, y ver como todo chileno quiere proteger a los suyos”.

Su madre, Ada Huentecol, anunció que recurrirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, para buscar justicia, expresando que “es una pena y una rabia que aquí en Chile no exista justicia”.

En ese sentido, la sentencia se dará a conocer el próximo jueves a las 19:00 horas en el Tribunal Oral en lo Penal de Angol.